Construir el aprendizaje desde las habilidades del alumno

by Zigor Maritxalar

Construir el aprendizaje desde las habilidades del alumno

by Zigor Maritxalar

by Zigor Maritxalar

No existen dos personas iguales. Sin embargo, durante siglos, la enseñanza se ha enfocado de modo rutinario y estandarizado. Cada estudiante es una combinación única de habilidades y preferencias individuales, escribe Todd Rose en The End of Average, profesor de psicología del desarrollo en la Universidad de Harvard y un referente en el movimiento del aprendizaje personalizado. Por lo tanto, tratar de vincular las experiencias de aprendizaje de cada persona con las nociones de lo que es típico para la mayoría de los individuos resulta tanto erróneo como perjudicial.

Aunque todavía no hay una definición compartida de aprendizaje personalizado, los expertos en este campo concluyen los siguientes puntos en común:

  • Usan sistemas y enfoques que priorizan la enseñanza basada en las necesidades e intereses individuales de cada uno.
  • Se redefine el rol del docente para las siguientes funciones: diseño y administración del entorno de aprendizaje, y orientación y apoyo en técnicas de estudio.
  • La evaluación es continua y a demanda. Sólo ocurre cuando el alumno tiene el nivel adecuado para demostrar la competencia adquirida a través de proyectos o presentaciones, así como exámenes y pruebas más tradicionales.

En resumen, los modelos de aprendizaje personalizado buscan adaptar el ritmo de aprendizaje y las estrategias de enseñanza para adaptarse mejor a las fortalezas, debilidades e intereses de cada alumno. Y en la era digital, la consecución de estos objetivos a menudo se relaciona con el uso de tecnología. En primer lugar, para ayudar a medir en tiempo real lo que sabe cada estudiante, en segundo lugar, para desarrollar ‘perfiles de aprendizaje’ y por último, para ayudar a conectar a cada estudiante con experiencias de aprendizaje personalizadas. La plataforma PETALS (Personalized Education Through Analytics on Learning Systems), que goza de gran aceptación en Estados Unidos, es un ejemplo claro del uso de la tecnología en este sentido ya que proporciona datos en tiempo real sobre nivel de los estudiantes, las calificaciones y si necesitan algún tipo de ayuda por parte del docente.

Igualmente, este modelo de aprendizaje aborda la cuestión de que los seres humanos no aprendemos al mismo ritmo, a pesar de que casi la totalidad de los sistemas educativos mundiales organizan a los estudiantes por edades. Khan Academy, la conocida plataforma de cursos online, es un claro ejemplo de este enfoque ya que permite a los estudiantes disminuir o acelerar su aprendizaje según su nivel de dominio de los contenidos. Aunque sí que es cierto que existe un plan de estudios definido para cada curso, los estudiantes tienen un mayor control sobre el ritmo de su aprendizaje.

Tipología de aprendizaje personalizado

La evidencia preliminar sugiere que el aprendizaje personalizado mejora el rendimiento y la participación de los estudiantes. Estudios recientes como el llevado a cabo por el Tarrant Institute for Innovative Education han abordado la personalización de la enseñanza dentro de un contexto de educación pública. Su investigación reflejó que los alumnos formados bajo este modelo se mostraron mucho más comprometidos al tener más voz sobre qué y cómo aprendían. Igualmente, las familias percibieron nuevos niveles de participación y el cuerpo docente se mostró más satisfecho con su labor al percibir la perseverancia y el compromiso de sus alumnos a la hora de profundizar en el aprendizaje.

En este sentido, dos de los tipos más comunes de aprendizaje personalizado se basan en el ritmo y en el alumno. Veamos las características de cada uno de ellos:

Aprendizaje basado en el ritmo

Este modelo permite a los estudiantes moverse a través de los materiales de aprendizaje y los ejercicios a la velocidad que mejor les convenga. Partimos de base de que no todo el mundo aprende a la misma velocidad y que los alumnos encuentran más interesantes ciertos temas a igual que les resultan más fáciles de procesar que otros.

El método más común que refleja este tipo de aprendizaje se lleva a cabo mediante un sistema de gestión online donde los profesores facilitan el conocimiento proporcionando ejemplos y explicando conceptos. Pero son los propios estudiantes los que avanzan de forma autónoma a través de ejercicios según su ritmo. La metodología desarrollada por Khan Academy es el ejemplo más conocido. Por lo general, dentro de este sistema, el plan de estudios ya está establecido y los estudiantes simplemente controlan la velocidad a la que lo siguen.

Aprendizaje basado en el alumno

En este modelo, es el alumnado el que toma la iniciativa de forma activa en el desarrollo del plan de estudios en base a sus intereses y habilidades. Se les anima a tomar decisiones sobre el contenido, o la estructura del aprendizaje, y el centro utiliza una variedad de enfoques de instrucción y materiales curriculares para satisfacer sus necesidades. Los estudiantes pueden trabajar individualmente o en colaboración y un docente les supervisa y ayuda en su progreso.

Ventajas de la educación personalizada

Dada la última cifra de tasa de abandono escolar en nuestro país, la cual aún nos sitúa cinco puntos por encima de la media europea, urge ahondar en un modelo educativo que logre mejorar la predisposición de los alumnos a continuar con sus estudios. Y en un contexto de aprendizaje tradicional, la motivación es a menudo el componente que falta en la educación formal.

Un plan de estudios de ‘talla única’ para todos con frecuencia no logra motivar a todos los alumnos y pueden terminar sintiéndose como simples ‘pozos’ de conocimiento, en lugar de descubrirlo por propia iniciativa.

Y en este sentido, la educación personalizada aporta las siguientes ventajas:

Motivación y estímulo

Cuando se tiene en cuenta la individualidad del individuo dentro del aula y se le proporciona lo que verdaderamente necesita; se le está concediendo el estímulo para aprender de manera significativa, con motivación y ganas. Así, el conocimiento se fija en la estructura cognitiva de los estudiantes durante más tiempo y el docente se da cuenta de que el rendimiento global del aula va in crescendo desde el primer momento.

Detección de las necesidades específicas

La personalización de la experiencia educativa permite atender a todos los alumnos dentro de una misma aula teniendo en cuenta su diversidad. Así, se acogen sus diferencias y se tratan como verdaderamente merecen. Esto ayuda, además, a detectar y tratar con éxito tanto los casos de necesidades educativas especiales como los de altas capacidades.

Adaptación para el futuro laboral

La educación personalizada puede ayudar a desarrollar habilidades transversales que llevarán al alumnado a adaptarse en un entorno en constante evolución: resolución de problemas, pensamiento crítico, aprendizaje continuo y trabajo en equipo. Todas estas soft skills pueden practicarse a través de una mayor participación de los estudiantes, uno de los efectos del aprendizaje personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top